¿Alguna vez descubriste una isla perdida desde la ventana del avión y te preguntaste si alguien vivía ahí o cómo sería pisar esas playas desconocidas? Acá te cuento cómo hacerlo realidad ¡Guardá el secreto!

Desde la playa de Laganas, al sur de la isla de Zakynthos, se puede ver un pedazo de tierra blanca y verde en medio del mar que llama la atención de todos los viajeros, pero no todos ellos se animan a desafiar la curiosidad y explorar qué hay del otro lado del horizonte.

Si querés saber de qué se trata este islote perdido, subite a una de las lanchas que salen desde la costa y desembarcan en esta tierra exótica. Cuestan 7 euros y hay 3 viajes por día. Además, el capitán se va a ocupar de contarte todos los secretos de la isla durante el trayecto.

Cuando desembarques en Marathonisi, vas a querer pasar el resto del día zambullida en ése mar celeste. Sin sombrillas ni reposeras para alquilar, sin música ni cocktails en vasos de plástico, sin nada más que playa rústica, agua fresca y clara, robles, pinos y algunas flores blancas. Ideal para relajarte por completo y hacer absolutamente nada.

Marathonisi es, en verdad, un refugio natural de preservación de tortugas marinas, las cuales son las únicas habitantes y dueñas de este islote. Hay cuidadores, miembros del Parque Natural Marino de Zakynthos, que durante la temporada, se ocupan de preservar el ambiente y van a advertirte que está prohibido cruzar la playa por el medio, sino que hay que bordearla para proteger los huevos que reposan debajo de la arena. Es importantísimo seguir sus indicaciones y no dejar ningún papel o basura en el piso.

Lamentablemente a las 5 de la tarde llega la última lancha para volver a la realidad. Pero el recuerdo de este paisaje tan especial y la tranquilidad absoluta que vas a vivir en este refugio natural, ¡duran para siempre!

*CÓMO LLEGAR: Desde la terminal de bus en Tsilivi hay varios horarios directos hasta Laganas, localidad de Keri, al sur de la isla. Una vez en la playa de Laganas buscá las lanchas o barquitos que se ocupan de los traslados hasta Marathonisi. Hay tres horarios de ida y otros tres para la vuelta.

*TIP: En la playa de Marathonisi sólo hay un snack bar flotante con productos básicos (¡y helados!), pero te recomiendo que lleves tus propias provisiones. Acordate del protector solar (no hay sombrillas ni sombra natural) y también de respetar en todo momento el ambiente de las tortugas que viven en la isla.

¿Te animarías a explorar una isla así?