Un día de playa en Grecia no es completo si no le sumás algo de adrenalina, y ¿qué mejor manera que hacerlo saltando desde un acantilado al mar Egeo? ¡Animate a vivir una de las experiencias más divertidas del verano!

Además de conocer rincones exóticos y secretos, la sensación de saltar (¡y soltar!) al vacío y dejarte caer al agua transparente, es la mejor manera de experimentar esa adrenalina tan emocionante y liberadora. A continuación, tomá nota de este top 3 con los mejores cliff jumping de las islas griegas. Y, acordate, una vez que pierdas el miedo, vas a querer saltar miles de veces más.

AMOUDI BAY – ISLA DE SANTORINI

Desde Oia seguí los carteles de “Amoudi Bay” cuesta abajo hasta llegar a un mini puerto con algunos barcos  pesqueros y tabernas sobre la orilla. Desde la bahía, tomá el camino de tierra y piedras sobre la izquierda (andá con cuidado porque puede resbalar), bordeando toda la curva.

Al final, vas a encontrarte con la roca de los saltos justo enfrente tuyo. Ahora, ¡a nadar! Y una vez abajo hay que trepar (buscá los escalones para subir más fácil) Hay varios niveles para saltar; la altura máxima es de 7 metros.

Del otro lado de la roca negra, vas a encontrarte con una soga a modo de ayuda para trepar mejor y  el balcón plano de una capilla blanca que los más arriesgados también lo usan como trampolín para saltar ¿Quién dijo que Santorini era una isla sin adrenalina?

GIOLA BEACH- ISLA DE THASSOS

Giola no es exactamente una playa, sino más bien una laguna natural de agua verde, escondida entre rocas acantiladas. Según Condé Nast Traveller es una de “las mejores piletas naturales del mundo”.

Para llegar, seguí la ruta en dirección a Astris hasta toparte con el Aeria Hotel, después de 100 metros vas a ver un cartel que dice “Studios Sirines”; tomá el camino de tierra del desvío a la derecha durante 3 km aproximadamente hasta encontrar un parking improvisado entre los árboles.

También hay una mini tienda de piedra y techo de toldo para que tomes como referencia. Dejá el auto ahí y caminá hacia abajo en dirección al mar (vas a encontrarte con flechas pintadas sobre las piedras, asique es imposible que te pierdas) Al poco tiempo vas a ver la roca gigante esperándote para el gran salto. Podés dejar tus cosas más abajo y subir todas las veces que quieras para saltar.

La altura es de 8 metros, los escalones son aterrazados y el agua es súper transparente Sin dudas, este es uno de los cliff jumping más exóticos y atractivos de todo Grecia.

SARAKINIKO BEACH- ISLA DE MILOS

Con sus rocas blancas y gigantescas vas a sentir que llegaste  a la luna, pero… con los pies en la tierra. Está ubicada en la costa este de la ruta de Adamas y como es una de sus mejores playas, siempre es muy concurrida; lo mejor es llegar temprano y aprovechar la mayor cantidad de tiempo sin la invasión de los demás viajeros.

Hay varias piedras desde las cuales podés saltar pero asegurarte de saltar hacia un espacio de mar seguro  y en donde no golpeen las olas. ¿Te animás a probar estos saltos “lunares”?

*ATENTI! Acordate SIEMPRE de chequear los puntos de apoyo antes de saltar: asegurate que sean piedras firmes, que no haya erizos alrededor cuando estés por trepar, que el fondo sea lo suficientemente profundo y que el cliff jumping sea frecuentado y conocido por otros viajeros o locales. Sé valiente pero prudente ¡A saltar!