A todas nos encanta viajar, pero muchas detestan el momento de armar la valija y no saben cómo hacer para no meter todo el ropero adentro. Si seguís estos pasos, tu valija va a estar lista en menos de lo que imaginás y hasta vas a disfrutar de este ritual sin desesperarte.

1- HACÉ UNA LISTA: Si sos organizada, seguro te encanten las listas y ya tengas una armada mientras estés leyendo este post, y si sos de las que dejan todo para último momento, estás a tiempo de hacerla igual: escribir lo que tenés que llevar te va a ayudar a elegir lo correcto y no guardar cosas de más. Por otro lado, evitás olvidarte algo importante y podés ir chequeando todo a medida que lo metés en la valija. Hacela en papel con muchos colores o en las notes del teléfono que siempre son súper prácticas y no se pierden.

2- ARMÁ CONJUNTOS: Seguramente quieras llevarte TODO el ropero, te entiendo ¡somos mujeres! Pero no va a ser lo más práctico y, además, siempre está bueno ir con espacio extra para algunas compras. Mi mejor consejo es armar previamente los outfits que vas a usar en el viaje: la camisa rayada con el short blanco, el vestido de flores con la campera de cuero, la blusa de encaje con el collar de piedras…Elegí looks para el día, para la playa y para la noche: así te asegurás de estar siempre bien combinada y lista para cualquier programa viajero.

3- SEGUÍ UN ORDEN: Para aprovechar al máximo el espacio de tu valija y proteger las cosas más delicadas, lo mejor es seguir un orden: primero los zapatos, abrigos y toallas, en el medio la ropa interior, el make up, cremas y el secador de pelo y, por último, los conjuntos de ropa.

4- ENROLLÁ: Olvidate de guardar la ropa extendida o doblada: sólo va hacer que se te arrugue y te ocupe más espacio. En cambio, estirá los outfits que armaste y enrollalos prolijitos y por separado ¡como si fueran un roll de sushi! Poné uno al lado del otro hasta llenar todo el espacio disponible.

5- CERRÁ (¡SIN SENTARTE ARRIBA!): Apenas termines de hacer la valija ¡cerrala! Seguro pienses que te estés olvidando de algo, pero es mejor cerrarla e ir repasando con la lista, que dejarla abierta y tentarte con agregar cosas que después no vas a usar. No vale sentarte encima para que cierre, si pasa eso es porque tenés que dejar los tres pares de zapas de más y ese abrigo de piel que no vas a necesitarlo ni en el avión.

*BONUS TRACK: Soy un poco freak del orden y me gusta separar todo en bolsas de tela y organizadores, pero te aseguro que hacen la diferencia y la valija queda lista de un modo mucho más práctico: los zapatos en shoe bags de tela (así evitás que no ensucien la ropa) los bikinis, las cremas y el make up en bolsitas herméticas y, también, siempre sumo una laundry bag para ir guardando la ropa sucia.

¡Ready to go!