*Para revista OHLALA

Todas sabemos que las razones para conocer la tierra de los dioses son infinitas pero, sin dudarlo, uno de sus hits más buscados son las islas. El problema es ¿cuál elegir? ¡Hay más de 200! Si bien las famosas Mykonos y Santorini son dos clásicos imperdibles, hay muchísimas otras opciones iguales (o más) alucinantes para explorar. Te propongo un recorrido diferente por 3 islas del mar Egeo (¡con lo mejor de cada una!) para que elijas tu propia aventura mediterránea.

CON AMIGAS: ISLA DE MILOS

Milos es la isla más meridional de las Cyclades y una de las más exóticas: sus playas sorprenden con matices volcánicos, acantilados de más de 100 metros que dan al mar y hasta leyendas de piratas. Es la opción perfecta para sumarle algo de aventura a tu itinerario, combinando una vida de playa más intensa y algo de fiesta local.

EL MUST

DAR LA VUELTA EN BARCO A LA ISLA: En el puerto vas a encontrarte con cientos de ofertas de excursiones: no pierdas tiempo y andá directo a Thalassitra. Además de conocer los mejores spots para bucear, las cuevas exóticas, las playas secretas y los fenómenos volcánicos, vas a probar la comida más deliciosa de Milos (¡casera y hecha en el momento por su chef!), enterarte de las leyendas locales y divertirte con los anfitriones del barco que tienen toda la onda

ISLA DE MILOS

RANKING DE PLAYAS

#1 TSIGRADO: Es una de las playas más secretas y exóticas de la isla. Para llegar, tenés que tomar coraje y meterte por un caminito angosto y empinado entre dos rocas gigantes y, con la ayuda de una soga, ir bajando por una escalera de madera hasta pisar la arena. Suena peligroso, pero no imposible. Una vez superada la prueba, la recompensa va a dejarte boquiabierta.

#2 KLEFTIKO: Una de las playás más famosas de Milos, a la que sólo es posible llegar por barco. Rodeada de cuevas y pasadizos para bucear, este spot guarda las mejores historias de piratas y va a sorprenderte con el tremendo color turquesa del agua ¡No te olvides de llevar tu snorkel!

#3 SARAKINIKO: Al norte de la isla, es conocida como “la playa lunar”: está rodeada de rocas blancas que simulan la superficie de la luna. Trepá hasta las más altas y explorá cada uno de sus rincones: es algo totalmente distinto a lo que hayas visto antes.

#4FIRIPLAKA: Una playa súper extensa rodeada de una montaña de piedra blanca y roja. ¿El detalle? Una roca en medio del agua con una cuevita que podés atravesar nadando. Si te agarra sed, hay un chiringuito que ofrece licuados frozen de frutilla por 2 euros.

#5FIROPOTAMOS: En una bahía ideal para refugiarse cuando hay viento y disfrutar desde la arena el contraste de las casitas de los pescadores y los yates turistas. En la punta de la costa hay una capilla con un balcón que da al mar y es la base perfecta de cliff jumping para las más valientes ¡De bomba al agua!

LA MEJOR TABERNA

ASTAKOS: La encontrás en Klima, un pueblito sobre el mar con puertas de colores, ventanas con caireles de caracoles en lugar de rejas y pelícanos de vecinos. Es el lugar perfecto para hacer una pausa de relax entre tanta aventura playera. El pulpo en su salsa con la ensalada de tomates y pepinos frescos, no falla. Acompañalo con una Mythos fría, la cerveza local. Todo por 18 euros.

ISLA DE MILOS

PARA MOVER EL ESQUELETO

ARAGOSTA: Es el bar preferido por locales y viajeros; súper canchero y ubicado estratégicamente sobre la calle principal de Adamas y el puerto iluminado. Lo mejor es pedirle a Kostas, su dueño, que te recomiende el cocktail de la noche. Dato: si le decís que sos hincha de Olympiacos, el equipo de fútbol griego, la segunda ronda de tragos es gratis.

EN PAREJA: ISLA DE FOLEGANDROS

En el corazón del mar Egeo, Folegandros es uno de los secretos mejor guardados de Grecia: con sólo 650 habitantes, es dueña de uno de los pueblos más tradicionales de las islas griegas, de playas vírgenes en donde las sombrillas se reemplazan por árboles de olivos, con un hotel que funciona sólo a la luz de las velas y atardeceres para enamorarte. Además, es el lugar preferido por los locales para celebrar sus casamientos ¡Más romántico, imposible!

UN MOMENTO MÁGICO

VER EL ATARDECER DESDE LA CAPILLA DE PANAGIA: En el punto más alto, hay una capilla blanca del siglo XVII desde donde podés ver uno de los atardeceres más místicos de las islas. Lo ideal es llegar con tiempo así te asegurás un buen lugar para ver el espectáculo en primera fila: subí el camino de piedra en zigzag desde la plaza de Pounda en dirección a Panagia; son varios escalones, pero la vista desde los 300 metros de altura, hace que lo valga cada uno. Acordate de pedir tus deseos porque, como dicen los locales, si los soltás al sol durante un atardecer griego, se vuelven realidad.

isla de folegandros

TOUR DE PLAYAS

AGALI: Como es la playa principal, siempre hay gente pero el secreto es instalarte en la calita escondida que está justo al lado: para encontrarla tenés que cruzar por el mar, con el agua a la cintura, bordeando la roca de la punta izquierda. Llevá tus cosas con vos y tirá la lona para relajarte en este mini paraíso.

AGIOS NIKOLAOS: A esta playa podés llegar a pie, después de una caminata bordeando la montaña costera, o en la lancha que sale desde el puerto de Agali cada una hora, por 5 euros. Es clave desembarcar temprano porque no hay sombrillas ni reposeras: cada viajero se adueña de un árbol para asegurarse algo de sombra al momento de la siesta playera.

LIVADAKI: Es una playa virgen y escondida a la que sólo es posible llegar por agua, con la lancha que sale desde Agali. No hay tabernas ni sombrillas: sólo piedras, olivos y un mar infinito para bucear, nadar o relajarte flotando. Ideal para desenchufarte de todo y conectarte con la naturaleza en su estado más puro.

DÓNDE PROBAR LOS MEJORES PLATOS TÍPICOS

PSAROMILIXAS: En griego quiere decir “la taberna del pescador Miguel” y es ideal para pedir la pesca del día acompañada de la famosa ensalada Horiatiki: queso feta, pepinos, olivas negras, tomate, cebolla, ají verde, orégano y mucho oliva. Todo servido en la terraza con vista a la playa de Agali.

PIATZA: En la plaza principal de Chora, el centro de la isla, con mesitas sobre la calle, entre luces que cuelgan de los árboles y flores de Santa Rita. Es una de las tabernas más famosas pero conserva su atención familiar y sus platos caseros ¿Lo más pedido? Las pastas con “melitzanosalata”, una crema de berenjenas y ajo irresistible.

EVA’S GARDEN: En medio de un jardín interno repleto de jazmines, el ambiente cozy de esta taberna es ideal para una noche romántica entre velas y copas de vino de la casa. Los imperdibles: las croquetas de queso feta y el risotto de langosta.

BONUS TRACK: Recorré el pueblo de Chora y enamorate de cada uno de sus rincones: sus iglesias con los campanarios, las flores fucsias entre los balcones azules, el pasadizo de Castro, las esquinas que dan al mar. Terminá la caminata en Pounda, un café boutique que es puro amor: con un jardín escondido y un techo de flores en donde sirven el mejor freddo capuccino y un creppe de frutas de estación con yogurt y miel que es una de-li-cia.

ISLA DE FOLEGANDROS

CON FAMILIA: ISLA DE NAXOS

La isla de Naxos es la más grande de las Cyclades y la preferida para las vacaciones en familia: las playas son extensas y de arena suave, el sol se despide desde la reposera hasta ver salir la luna por el mar, hay opciones gastronómicas para todos los gustos y cuenta con facilidades todo terreno para que no tengas que preocuparte por nada y puedas relajarte como una diosa griega junto a tu familia.

LO IMPERDIBLE

RECORRER EL OLD TOWN DE PRINCIPIO A FIN: Es el casco histórico de la isla y conserva las casitas antiguas y los pasadizos de piedra desde los inicios de Naxos. Recorrerlo de punta a punta es el mejor plan para conocer la parte más autóctona y tradicional del lugar: lo mejor es hacerlo temprano por la mañana cuando no hay turistas y podés shootear tus mejores fotos. Subí hasta la torre del castillo veneciano, probá el pan recién horneado en la panadería de Nikos y seguí la huella de los gatos hasta perderte entre las calles angostas y vuelvas a empezar un nuevo recorrido. Durante la noche, la visita también es obligada: abren los bares y las tabernas, las boutiques de diseño, los negocios de souvenirs y las galerías de arte.

ISLA DE NAXOS

LAS MEJORES PLAYAS

ORKOS BEACH: Es una de las más alejadas y aunque no cuenta con bares, sombrillas o reposeras, es una de las más lindas. El agua cambia a un color verde-turquesa que hipnotiza y las playas son tan tranquilas que parecen privadas.

AGIOS PROKOPIOS: Es una de las más famosas y también la más concurrida, pero al ser una playa de arena XL hay lugar para todos. El mar tiene la profundidad perfecta para nadarlo como si fuera una pileta, hay bares y deportes de agua y podés alquilar una sombrilla con camas playeras por 10 euros.

AGIA ANNA: Aunque es la segunda playa más concurrida, el ambiente es muy relajado. Pegadita a Agios Prokopios, es ideal para instalarte desde temprano y almorzar en alguna de sus tabernas tradicionales que te reciben con las mesas sobre la arena ¿La mejor? Taberna Paradiso: imposible elegir un plato ¡Todo es riquísimo y súper fresco!

ISLA DE NAXOS

 VELERO EN FAMILIA

Si querés sumarle algo de adrenalina a las vacaciones familiares, la mejor opción es reservar la excursión en velero con el Capitán Panos: desde las 8:30 hasta que cae el sol el anfitrión más hospitalario de la isla te lleva a conocer esas playas y cuevas a las que sólo es posible llegar por barco y, si la suerte acompaña, hasta podés ver delfines en su hábitat natural. El precio por persona es de 70 euros e incluye bebidas y frutas de estación. El almuerzo no está incluido, pero al mediodía hacen un stop en una taberna típica para recargar energías y seguir la aventura mar adentro.

LA FOTO GRUPAL EN LA PUERTA DE APOLO

Es el símbolo característico de la isla y es parte del antiguo templo en honor al Dios Apolo. Es el punto preferido para ver el atardecer o la ciudad de Naxos desde la altura y el lugar perfecto para llevarte la postal familiar de recuerdo.